PRODECON vs Factureros

La compra de facturas por parte de los contribuyentes ha sido una práctica común desde siempre. A partir de hace algunos años el problema ha ido creciendo a niveles realmente alarmantes, llegando la evasión, según el SAT, a los miles de millones pesos.

Como parte de las medidas que las autoridades han tomado para combatir este tipo de evasión fiscal está la reforma al código fiscal para crear las llamadas coloquialmente listas "negras". Si bien este era un mecanismo bien intencionado la realidad es que la autoridad no ha sido capaz de identificar con la rapidez necesaria a los contribuyentes con operaciones simuladas por lo que en todo el país estas listas tienen a unos cuantos miles de contribuyentes lo que ha mermado la eficacia de la medida.

El esquema de venta de factura actualmente se realiza mediante una empresa fantasma que emite un CFDI a quien desea bajar su carga fiscal. El comprador de la factura paga el importe de la factura por medios bancarios y el emisor le regresa los recursos en efectivo descontando una comisión que puede ir desde un 4% a un 10%.

Según lo planteado anteriormente se tiene entonces para el comprador de la factura el siguiente balance costo-"beneficio", considerando una operación de $100:

Costo:
Comisión 6% por compra de factura (100 x 6%) = $6

"Beneficios":
ISR omitido (100 x 30%) = $30
IVA acreditable indebidamente (100 x 16%) = $16

Pagando una comisión de $6 los impuestos omitidos totales son  de $46, un beneficio neto de $40. Derivado de lo anterior es que ésta práctica resulta muy atractiva para el contribuyente, por la parte económica.

A todo lo anterior, en estas últimas semanas ha estado circulando una propuesta de reforma que está plantenado la PRODECON para tratar de mitigar la venta de factuas y que creemos importante dar a conocer ya que tiene probabilidades de hacerse realidad por haber sido bien recibida por parte de los diputados de MORENA que tienen mayoría en la actual legislatura.

La propuesta consiste en que a todo prestador de servicios independientes se les retenga 2/3 partes de IVA, no solamente a personas físicas como está actualmente, sino que podría darse el caso de que una persona moral tenga que retener IVA a otra persona moral por la prestación de servicios independientes.

De igual manera se propone la retención del 10% de ISR a todo prestador de servicios, otra vez, ya no solo a personas físicas.

Tomando en cuenta estas modificaciones se tendría entonces el siguiente balance de costo-"beneficio" para el mismo ejemplo planteado anteriormente:

Costos:
Comisión 6% por compra de factura (100 x 6%) = $6
Retencion IVA (100 x 16% / 3 x 2) = $10.67
Retencion ISR (100 x 10%) = $10

"Beneficios":
ISR omitido (100 x 30%) =$30
IVA acreditable indebidamente (100 x 16%) = $16

Los costos totales son de $26.66 vs "beneficios" de $46. Si bien sigue siendo favorable el balance, la realidad es que el costo de la compra de factura queda incrementado de manera importante y tomando en cuenta que esta no es una operación exenta de riesgos ya que se esta incurriendo en defraudación fiscal, es posible que el contribuyente tome la decisión de no comprar facturas.

Desde nuestro punto de vista es un paso en la correcta dirección que si bien tal vez no acabe este problema al menos le va regresar parte de los recursos al Estado que de otra manera se estarían evadiendo. Espermos que esta reforma sea aprobada en los próximos meses.

Dejar un comentario

 Security code